Las claves para mantener el pelo sano

Pero cuánto nos gusta lucir un pelazo con mayúsculas: brillante, sin las puntas abiertas, hidratado…¿Mucho pedir, verdad? Son muchos factores a tener en cuenta y a nada que nos descuidamos, nuestro pelo pierde todo su atractivo. De hecho, a pesar de ser una amante del cabello largo, hasta nos hemos planteado alguna vez cortarnos la coleta. Es una forma fácil de evitar bastantes problemas capilares, pero… al día siguiente nos arrepentiremos ¿verdad? ¡Lo sabemos!

Está bien, en este terreno casi todo tiene solución con una rutina adecuada. Eso sí, tenemos que ser constantes, no vale eso de seguirla a rajatabla unos días y otros olvidarnos de ella literalmente. Pero tranquila, estamos aquí para ayudarte. Tu melena revivirá siguiendo estas claves. ¿Preparada?

Elegir el champú adecuado

Comencemos a cuidarnos el pelo desde la base, es decir, eligiendo el champú adecuado. Puede que parezca fácil, pero avisamos, no lo es tanto, ya que muy pocos conocemos las necesidades del cuero cabelludo y cabello. Para elegir la línea perfecta para ti, primero tendrás que atender qué tipo de cuero cabelludo tenemos: ¿graso, seco o sensible? El siguiente paso será escoger el producto qué más se adecue a nuestro pelo. La pregunta que te debes hacer es ¿Cómo es?: es fino, rizado, teñido, encrespado… Los expertos recomiendan lavarlo 2-3 veces a la semana.

Mascarilla

El siguiente paso esencial es aplicar mascarilla. No nos puede dar pereza o simplemente olvidarnos de ella. Puede que por prescindir de ella durante unas semanas tu pelo esté sin vida, seco y apagado. Tranquila, que tiene remedio. Tendremos que elegir un producto en función de nuestras necesidades. Y atención, no vale aplicarnos sobre el cabello empapado. ¡Así no haces nada! La mejor manera es escurrirnos la melena antes con la tolla, ahora sí está lista para que hidrate en profundidad. Y si tienes miedo a que este producto le de peso a tu melena y nos quede pesadísima en la cabeza, siempre tenemos la opción de aplicárnosla antes del champú. ¡Así también funciona!

Protégelo del calor

En invierno es inevitable usar herramientas de calor. Si prescindimos de ellas… terminaremos resfriados. Sí es cierto que perjudican el estado del cabello, pero hay una solución: ¡aplicarnos un protector antes de usar el secador! Nos protegen y además suelen oler de miedo. ¡2 por 1!

Visitar la peluquería

Para las amantes de las melenas largas, visitar al peluquero es peor que ir al dentista. Pero es un paso fundamental para tener un pelo sano. De vez en cuando, cada tres meses más o menos, necesitamos recortar las puntas para sanearlas y evitar que se abran.

Come bien

Parece mentira pero comer mal también influye en nuestro pelo. Sí, un aporte correcto de nutrientes favorece el crecimiento del cabello y mantiene una correcta estructura de la fibra capilar. La clave es seguir una dieta variada y equilibrada en la que no falten alimentos que aporten hierro entre otros.

 

 

Publicación
28 enero 2022
Categorías
Belleza

Todo lo que necesitas en un solo espacio