Entrena tu cerebro para dormir mejor con estos consejos

Dormir bien no es tan sencillo. Pese a estar agotados, en muchas ocasiones nos cuesta conciliar el sueño. A veces es culpa de nuestras preocupaciones, otras, sin embargo, no nos lo podemos explicar. Pero si en algo estamos de acuerdo, es que dormir es estrictamente necesario para sobrevivir, le da al cuerpo un descanso y le permite prepararse para el día siguiente. Digamos que es como darle al cuerpo unas pequeñas vacaciones. Además, también le da al cerebro la posibilidad de resolver las cosas. Por esta razón, te presentamos los trucos que necesitas para preparar el cerebro y dormir mejor.

Crea tu nido de sueño

Para dormir bien hay que preparar el entorno de sueño, al que le podemos denominar: crear tu nido de sueño. En esta fase debes tratar de tener todo lo necesario para conciliar el sueño: desde un buen colchón hasta las sábanas agradables. Además, ten en cuenta este consejo: dormiremos mucho mejor en temperaturas más frescas, de unos 15 a 20 grados.

Cumple un horario fijo

En nuestra rutina, es importante establecer unos ritmos concretos. Respetarlos tiene muchos beneficios:  nos aportará más energía y mejorará nuestro estado de ánimo. A la hora de dormir tendremos que hacer lo mismo: cumplir a rajatabla el horario que te marques, incluso los fines de semana.

Apaga las luces

Dormir en una habitación oscura es otra de las claves, te explicamos el por qué. La secreción de la hormona del sueño, la melatonina, comienza al anochecer. Las investigaciones han descubierto que el cuerpo reduce o detiene la producción de melatonina si se expone a la luz, así que deshazte de cualquier luz, incluso de la luz azul de tu móvil o portátil que se está cargando. Si tu habitación no es lo suficientemente oscura, considera la posibilidad de usar persianas que bloqueen la luz o un antifaz.

Evita las comidas pesadas o picantes

Ya habrás escuchado el dicho: desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo. Pues bien, si lo sigues… ¡Dormirás mucho mejor! Los alimentos pesados y picantes pueden provocarte ardor de estómago u otros problemas digestivos, afectando así tu capacidad para conciliar el sueño y mantenerlo. Además, muchos expertos recomiendan comer un puñado de frutos secos; unas cerezas, ya que tienen un alto contenido en melatonina; un plátano, que contiene relajantes musculares como el potasio y el magnesio, y tés descafeinados, como la manzanilla, el jengibre y la menta.

Adiós a la cafeína a última hora del día

Si te cuesta dormir, beber líquidos con cafeína lo empeorará. Y cuidado,  la cafeína no solo está en el café. Lo pueden contener algunos tés y refrescos, así como el chocolate.

Publicación
12 marzo 2022
Categorías
Salud

Todo lo que necesitas en un solo espacio