El día del crepe: el origen, la receta e ideas de rellenos

Hay días del año que hacen homenaje a nuestros alimentos preferidos. En ellos, encontramos la excusa perfecta para atiborrarnos. Hagamos un pequeño repaso por algunas de estas citas más famosas: el Día internacional del chocolate se celebra el 13 de septiembre y el Día del Helado, que toma lugar el 15 de enero. Aunque, pensándolo bien, este miércoles, 2 de febrero, también se nos hará la boca agua por esta razón: es el día del crepe o como se conoce más en Francia, La Chandeleur.

El origen

Seguro que este dulce tiene un hueco privilegiado en tu corazón y las meriendas más especiales, ¿verdad? Pues bien, vamos a conocer el origen de esta fiesta que invita a hartarnos de crepe. Todo comenzó con una tradición pagana vinculada a un rito de fertilidad. Pero en el siglo V, el papa Gelasio I lo convirtió en una fiesta católica. ¿Y que tiene que ver esto con los crepes? Te preguntarás. Pues bien, la cuestión es que Gelasio I mandó repartir crepes saladas a la entrada de Roma a todos los peregrinos que llegaban hasta allí el 2 de febrero. Actualmente, en Francia en este día cada familia come crepes normalmente dulces.
Celebremos este día del crepe de la mejor manera… ¡Haciendo la receta en casa! ¿Ya te has puesto el gorro de cocinero? Sí es así, a los fogones chef que debemos ponernos manos a la obra.

 

Ingredientes

125 gr de harina
2 huevos
250 ml de leche
50 gr de mantequilla
5 gr de azúcar
1 pizca de sal
1 cucharadita de mantequilla para untar la sartén

La receta

En primer lugar, tenemos que fundir la mantequilla metiéndola en el microondas durante 30 0 40 segundos. Después, debemos mezclar los ingredientes líquidos (la leche, la mantequilla fundida y los huevos). Más tarde, le añadiremos la harina, el azúcar y la sal. Es hora de triturar los ingredientes hasta conseguir una crema. Y para eliminar cualquier grumo, es recomendable pasarla por un colador. Untamos la sartén que utilizaremos con una cucharadita de mantequilla y esperamos que se caliente. ¡Parece que ya está! Es hora de verter un poco de masa en el centro y esparcirla bien por toda la sartén. Debes darle la vuelta cuando se cuaje. ¡Ya lo tenemos!
Ahora solo te queda saber cómo lo quieres… ¿dulce o salado? ¡Tu eliges! Sí, esta receta admite una amplia variedad de rellenos. Te dejamos algunas ideas:

Rellenos

Pollo y queso
Solomillo y cebolla caramelizada
Jamón y queso (un clásico)
Espárragos y queso brié
Chocolate
Dulce de leche
Yogur y frambuesas

¿Cuál eliges?

 

 

 

 

 

Todo lo que necesitas en un solo espacio