Día de los Santos Inocentes: las mejores inocentadas para morirse de la risa

En esta especial época del año, entre el día de Navidad y Nochevieja, existe un día señalado en el calendario para gastar infinidades de bromas. Sí, nos referimos al Día de los Santos Inocentes. Si este año quieres triunfar con tus bromas, échale un vistazo a estas ideas que te traemos de parte de Max Center.

Cuelga el cartel de Se Vende en la ventana de tu casa

¿Qué cara pondría tu madre si de repente ve vuestra casa a la venta? ¡Seguro que el corazón le da un vuelco ! Imita los carteles que se colocan en las casas que realmente están a la venta y si quieres que la broma sea todavía más divertida, pon el número de tu madre o padre en el cartel. No pararán de llamarla por la oferta y no se imaginará por qué. Eso sí, cuando vuelva a casa… ¡entenderá todo! Ah, y a ti seguramente te matará.

Cambia la sal por el azúcar

Si quieres hacerle una pequeña broma a los miembros de tu familia de forma fácil, solo tendrás que cambiar el azúcar de bote e introducir sal. No se darán ni cuenta, al menos hasta que prueben su delicioso café. Y vamos a hacerte una pequeña advertencia si no quieres tener que cambiarte de ropa: ponte muy lejos de ellos cuando degusten esta bebida que sabrá a rayos y centellas. No controlarán su reacción y puede que te escupan el café encima.

Pégale el monigote de los santos inocentes en la espalda

Esto ya es un clásico. Esta broma es divertida, fácil y provocará muchas risas a lo largo del día. Solo tendrás que dibujar un monigote en un papel (cuanto más grande sea, mucho mejor). Ahora córtalo y decóralo como más te guste. Y este paso es crucial: tienes que pegarlo en la espalda de un amigo o un familiar, pero lo debes hacer de forma súper sigilosa. Si se entera, adiós broma y adiós carcajadas. ¿Ya sabes quién va a ser tu víctima?

Cambia el sonido de llamada de un amigo

Para hacer esta inocentada tendrás que saberte el código de desbloqueo del teléfono de tu mejor amigo. Puedes excusarte diciendo que necesitas usarlo para  escuchar una canción que te obsesiona. Ah, e importante, también le tienes que decir que no puedes ponértela en tu teléfono porque… ¡no tiene batería! De esta manera te lo dejará seguro.

Ahora dirígete a los ajustes del teléfono y cambia su sonido por una canción o sonido gracioso. Una vez hecho, solo tendrás que llamarle. Si haces la broma en un lugar silencioso, su efecto se multiplicará. La biblioteca de la universidad, por ejemplo, es un sitio perfecto. ¡Se pondrá muy rojo!

No cambia de canal

¿Quieres que tus padres se pongan de los nervios en este Día de los Santos Inocentes al cambiar de canal? Lo primero que tienes que hacer (sin su presencia) es encender la tele y poner un canal que no les guste nada. Cuando se sienten en el sofá querrán cambiar de canal, pero no podrán porque habrás puesto un poco de cinta aislante en el sensor. ¡Te matarán!

Publicación
28 de diciembre de 2022
Compartir