Cómo hacer las mejores patatas fritas del mundo

Como habrás podido comprobar, hoy le hemos hecho un hueco a la comida americana en nuestras redes sociales. Y es que cuánto nos gustan las hamburguesas y su acompañante más fiel: las patatas fritas. Son irresistibles y consideramos, y coincidirás con nosotros, que mejoran cualquier plato. Pero, ¿sabes hacer las mejores patatas fritas del mundo?

Está bien, parece un acompañante sencillo de preparar. No tardamos demasiado tiempo y la receta es súper sencilla. ¡Quién no las ha hecho aún en casa ha sido por pereza o poco apetito! Una cosa es preparar unas patatas fritas y otra hacer las mejores del mundo. ¡Hay mucha diferencia! Y hoy, en este frío domingo, te mostramos la receta definitiva. Te saldrán irresistibles: crujientes en su exterior, jugosas y algo cremosas en su interior. ¡Comenzamos!

 

Ingredientes

 

Para 4 personas
Patatas 3
Aceite de girasol 1L
Sal al gusto

A remojo ¿sí o no?

Lo primero que tendremos que hacer es pelar las patatas y trocearlas. Tras haber completado estos pasos, se nos presenta una pregunta: ¿las ponemos a remojo o no? La respuesta es un sí rotundo. No tardaremos muchos minutos más, unos 15 más o menos. Esto nos permitirá quitarles parte del almidón, evitando así que al freírlas se peguen unas a otras.

 

¿Cuándo le echamos la sal?

Es preferible espolvorear ligeramente las patatas tras su remojo con un poco de sal fina. Lo mejor es que las removamos con las manos. Siempre es mejor dejar las patatas fritas un poco sosas y después, si consideramos que la sal no es suficiente, siempre podemos añadirle un pellizco más.

Qué aceite hay que echar

Siguiente paso: freírlas. Nos encanta el aceite de oliva virgen extra, pero en esta ocasión, es mejor usar a la hora de freír las patatas aceite de girasol. La razón es sencilla: para que los aromas del aceite de oliva no pasen a las patatas. Además, mejora el sabor de las patatas.

 

¿Cómo las tenemos que freír?

En este paso, necesitaremos dos sartenes, una para la primera parte del proceso en la que freiremos las varitas de patata a 140º durante unos 7 u 8 minutos. Después, las doraremos a 190º durante unos cinco minutos más para conseguir un crujiente irresistible.

Paso esencial: escurrirlas

Debemos dejarlas reposar sobre papel absorbente de cocina para retirar el exceso de aceite. De todas maneras, si las freímos como te hemos propuesto, las patatas absorben menos aceite. ¡Todos son buenas noticias.

Ahora que ya sabes preparar las mejores patatas del mundo entero… ¿a quién vas a sorprender?

On egin!

 

 

 

 

 

Todo lo que necesitas en un solo espacio