5 ideas de postres vascos para conquistar a los comensales esta Navidad

Se acercan las esperas y también temidas comidas y cenas de Navidad. Nos reunimos con nuestros seres queridos alrededor de la mesa para pasar momentos inolvidables y comer platos deliciosos. A tan solo unas semanas de darle el pistoletazo de salida a la Navidad, tendrás el menú que ofrecerás a tus comensales. ¿Verdad? Comenzarás la cita sirviendo unas tablas de pintxos con las que se chuparán los dedos. Y eso solo es el principio. Con los platos principales la boca se les hará agua. ¡Eres todo un cocinero! Por último, cerrarás la comida o cena con un delicioso postre al que nadie se podrá resistir. Y qué mejor que elegir una receta arraigada a nuestro territorio. ¡Sí, será perfecto!  

5 ideas de postres vascos para conquistar a los comensales esta Navidad

Si no tienes mucha idea de qué servir en el último plato del menú, tranquilo, que venimos con 5 postres vascos para chuparse los dedos. Unas ideas que querrás hacer antes de las comidas y cenas de Navidad por si las moscas, ¿cierto? Pues no te hacemos esperar más. 

El Pastel Vasco

Al parecer, hizo su aparición en Cambo-les-Bains, una localidad termal del País Vasco. Su receta se debe a Marianne Hirigoyen, una pastelera de Cambo que vendía sus productos en los mercados de Bayona. Se hacía solo con harina y se conocía por el nombre de «bistochak». Se popularizó durante la primera mitad del siglo XIX entre los marineros que pasaban por la zona, quienes lo llamaban «pastel de los vascos» y con ese nombre se quedó. 

Pantxineta

La Pantxineta es un pastel de hojaldre relleno de crema pastelera y cubierto con almendras, que fue creada allá por el año 1915 en “Casa Otaegui” de Donostia. Este postre emblemático de San Sebastián, tiene origen francés y no es de extrañar por la cercanía del país galo. En aquella época, “Casa Otaegui” ya era una confitería de renombre en la ciudad, ya que suministraba dulces a la realeza, que entonces veraneaba en San Sebastián. Muchas de esas personas adineradas, la «crème de la crème», viajaban con sus propios cocineros y pasteleros, que al estallar la guerra se quedaron en la capital guipuzcoana y de ahí viene la influencia francesa en la repostería.

Goxua 

La goxua es un postre típico del País Vasco, especialmente de la ciudad de Vitoria, proveniente en origen de Miranda de Ebro.​ Un delicioso postre que un pastelero creó inspirándose en la famosa crema catalana. Es un postre consistente aunque no muy empalagoso. El conjunto de la nata con el bizcocho borracho y la crema pastelera se convierte en un bocado delicioso. Se puede preparar tanto en vaso como en plato. Es un postre perfecto para culminar una buena comida o cena de Navidad. 

La cuajada 

Aunque no se puede encontrar un origen exacto, la Cuajada es un postre tradicional vasco-navarro, así como también de Cantabria, Asturias o La Rioja. Pero es verdad que hablamos de una técnica que ya se descubrió hace más de 4000 años. Este derivado lácteo no es otra cosa que el resultado de la acción de una enzima llamada renina, fermento lab o cuajo, que se obtiene del estómago de los mamíferos rumiantes y que tiene la propiedad de coagular la caseína de la leche.

El bollo de mantequilla 

Los bollos de mantequilla fueron una adaptación de los llamados suizos de leche que trajeron a Bilbao dos primos suizos, Bernardo Pedro Franconi y Francesco Matossi que, a principios del siglo XIX (1813) pusieron una pastelería en el casco viejo.

¿Cuál vas a cocinar esta Navidad?

Publicación
06 de diciembre de 2022
Categorías
Navidad 2022
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio